Ojo con los nuevos Cuatro Amigos

 

    Para su informacion, comparto este articulo publicado hoy en la seccion editorial del periodico "El Diario La Prensa.


    Ojo con los nuevos Cuatro Amigos


    12:01 am | 12/11/2012 | El Diario


    La "coalición" de demócratas independientes y republicanos que tomo el control del Senado Estatal la semana pasada -- dominada por legisladores blancos-- amenaza con suprimir la voz y participación de los legisladores latinos, afroamericanos y asiáticos. El Gobernador Andrew Cuomo y grupos de defensa deben exigir la diversidad de la Cámara Alta, cuya función es gobernar para un estado donde casi 50% de la población proviene de grupos minoritarios.


    La semana pasada, cuatro senadores demócratas --Diane Savino, David Carlucci, David Valesky, y Jeff Klein (y más recientemente el afroamericano Malcolm Smith)-- abandonaron el caucus de su partido para unirse al de los republicanos, con la intención de formar una mayoría y tomar el control de la Cámara Alta.


    Alianzas de este tipo normalmente causan preocupación y escrutinio. En 2009, cuando un grupo compuesto por el senador Ruben Diaz Sr. y los exsenadores Pedro Espada, Hiram Monserrate y Carl Kruger, se unió a los republicanos para tomar el poder del Senado, el resultado fue la fuerte reacción de funcionarios electos y una furiosa cobertura mediática que inscribió el evento en la historia como el "golpe de estado" de los "Four Amigos", en referencia a sus miembros hispanos.


    Mencionamos el suceso sin justificar la maniobra y a sabiendas del indigno destino que le esperaba a tres de los Amigos. Es imposible, sin embargo, ignorar el contraste. Esta nueva alianza de políticos blancos es bien recibida por Cuomo, y aun está por verse el escrutinio que recibirá por parte de la prensa.


    No se trata de defender operaciones partidistas. Entendemos que es posible --aunque permanecemos escépticos-- que los demócratas independientes sepan ganar el apoyo de los republicanos para aprobar legislaciones relevantes para comunidades minoritarias. Pero este liderazgo socava el poder de toma de decisiones de los legisladores de color, casi todos miembros de la asamblea demócrata que quedó excluida de este pacto.


    Este nuevo modelo de "poder compartido", a nuestro juicio, luce como un golpe a la diversidad del gobierno estatal. Esperamos que Cuomo entienda este punto y defienda la justa representación de todos los votantes de Nueva York en Albany.