COMUNICADO DE PRENSA

 

    24 de Enero de 2011

    PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA

    El Martes, 4 de Febrero de 1999, cuatro policías balearón un joven Africano de nombre Amadou Diallo.

    Esto sucedió en el edificio número 1157 de la avenida Wheeler, aquí en el Condado de Bronx. Los cuatro policías le dispararón 41 balazos de los cuales 19 impactarón al joven Africano.

    En aquella ocasión, los policías reclamarón defensa propia diciendo que Amadou Diallo se metio las manos en el bolsillo y ellos creyeron que lo que saco fue una pistola cuando en realidad Amadou Diallo lo que saco fue su cartera de bolsillo.

    Este pasado Sabado, 22 de Enero de 2011, apenas 12 años después, en el mismo barrio, y apenas una cuadra o un bloque de separación y en casi el mismo número de edificio 1148 de Evergreen Ave., un policía baleo a un ex-empleado mío y líder comunal de nombre José ‘Tony’ Colón de 76 años de edad.

    Por gracia y misericordia de Dios la bala se alojo en el abdomen de Tony Colón y no le ocasiono la muerte.

    Pero algo increíble a sucedido en esta ocasión. El policía Andrew McCormack y el Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York han aceptado responsabilidad y culpabilidad en este acto diciendo que fue un accidente.

    Dije que algo increíble ha sucedido y es que porque la policía de la Ciudad de Nueva York nunca acepta responsabilidad. Siempre alegan que fue en defensa propia o que la persona resistió arresto, que los ataco y que ellos procedieron correctamente.

    En esta ocasión han dicho (mea culpa) ‘la culpa es mia’.

    Esta declaración de culpabilidad de parte de la policía conduce a una buena relación entre la policía y la comunidad, calma las tensiones y protestas comunales y abre las puertas para que Tony Colón y sus familiares puedan demandar al Departamento por negligencia.

    Felicito al Departamento de Policía, al Agente Policiaco McCormack que acepto responsabilidad, al Inspector Charles Ortíz del Precinto 43 y al Comandante de toda la policía en el Condado del Bronx, el Chief Carlos Gómez.

    En la Iglesia Cristiana de la Comunidad, de la cual me honro ser su pastor, estaremos orando por un pronto restablecimiento para José ‘Tony’ Colón y por su familia para que tengan fortaleza durante este trauma.

    Yo soy el Senador Rev. Rubén Díaz y esto es lo que usted debe saber.