LO QUE USTED DEBE SABER

 

    LO QUE USTED DEBE SABER


    Por el Senador Rev. Ruben Diaz


    Distrito 32 Condado del Bronx, New York


    Tel. 718-991-3161


    ¿O SE PEINAN O SE HACEN ROLOS?


    Usted debe saber que algunos Oficiales Electos del Estado y la Ciudad de NewYork estan introduciendo leyes para impedir a los residentes comer hamburguers o beber sodas en botellas de 48oz, y tambien impedir que establecimientos como McDonalds y otros restaurantes regalen juguetes a los niños cuando asisten a sus establecimientos.


    La Pieza de Ley Num. 6386 del Senado, patrocinada por el Senador Gustavo Rivera y la No. 7662 de la Asamblea, patrocinada por el Asambleista Félix Ortiz, ambos hispanos y puertorriqueños, están pidiendo una ley que le dictara a los restaurantes si pueden o no pueden distribuir juguetes ó "incentivos" especialmente a los niños pobres en nuestras comunidades, cuando sus padres los llevan a comer al McDonalds o cualquier otro establecimiento.


    Ahora el Alcalde de la Ciudad de NewYork Michael Bloomberg ha introducido una orden ejecutiva para impedir la venta y consumo de botellas de sodas de 48oz.


    Todos ellos, el Alcalde Michael Bloomberg, el Senador Gustavo Rivera, el Asambleista Felix Ortiz y otros tratan de cohibir la libertad y voluntad de los ciudadanos a decidir que comer o que beber, amparados en que desean protejer la salud de las personas e impedir que se conviertan en personas obesas o en otras palabras gordas.


    No tiene sentido y es inquietante ver estos mismos oficiales electos luchar con uñas y dientes para darle a una mujer el derecho matar un feto atraves de un aborto, porque según ellos, es la elección y desicion de la mujer hacer lo que quiera con su cuerpo. Bloomberg, Gustavo y Felix no tienen ningún problema en ser “pro-choice” y darle a una mujer el derecho de asesinar a un bebé antes de nacer, inclusive a los nueve meses cuando la criatura esta a punto de nacer, pero si tienen problemas y están dispuestos a quitarle el derecho a la madre, al padre y al niño de comer ó beber lo que quieran.


    No me malinterpreten, creo que la obesidad es un problema serio y que la gente deberían ser más cuidadosos con lo que comen ó beben, pero si la gente quiere comer comidas altas en grasa y comer hamburguesas ó lo que quieran, es su derecho poder comer lo que quieran. Creo que es mucho mejor ser gordo que quitarle la vida a una criatura inocente antes de nacer.


    Estos oficiales electos que luchan a favor del aborto y le dan el derecho a los médicos para que puedan continuar con el holocausto americano, triturando las cabecitas de las criaturas inocentes con unas tenazas ó que puedan lanzarlos a unas aguas salinas donde sus cuerpecitos se desintegran, son los mismos oficiales electos que desean quitarle el derecho a los padres y a los niños a ir a McDonald ó cualquier otro restaurante y comerse unas hamburguesas ó comprar una botella de soda de 48oz.


    Cuando nosotros los cristianos defendermos el derecho a la vida y nos oponemos al aborto afirmando lo que es lo que es obvio: Que un aborto afecta tanto la vida de la madre como la de la criatura, cuando nosotros decimos lo que dice la Biblia que un feto es una criatura con una vida que Dios le ha dado, y que triturar su cranéo con unas tenazas ó desintegrar sus cuerpos en aguas químicas es un crimen. Estos mismos oficiales electos nos atacan y critican diciendo que, “Es el cuerpo de la Mujer, por tal motivo la mujer debe tener la decisión y el derecho de decidir sobre su propio cuerpo”.


    ¿Con q ue derecho el Alcalde Bloomberg , el Senador Gustavo Rivera, Asambleísta Felix Ortiz y otros pueden decirle a las mujeres que ellas pueden decidir sobre su cuerpo y si desean hacerse un aborto que se lo hagan y por otro lado quitarle el derecho a los padres, personas y niños a comerse unas hamburguesas y tomarse una soda de 48oz; disque porque esto engordaria sus cuerpos?


    ¿En que quedamos? ¿O se peinan o se hacen rolos?


    Siempre he creido que los padres desean lo mejor para sus hijos. Algunos padres desean ver a sus hijos gorditos y otros los desean ver flaquitos, si ellos desean ir con sus niños a McDonald y deciden comerse unas hamburguesas con papas fritas y tomarse una soda nadie se lo debe impedir y nadie debe negarle a los McDonalds o a otros restaurantes el deseo de darle al niño o niña un regalito complementario. Ese es su deseo, es su derecho y es su dinero.


    Yo soy el Senador Rev. Rubén Díaz y esto es lo que usted debe saber.