LO QUE USTED DEBE SABER

 

    Por el Senador Rev. Ruben Diaz


    Distrito 32 Condado del Bronx, New York


    Tel. 718-991-3161


    Me dio mucha pena, al ver como muchos de Nuestros Líderes, aceptarón la invitación del Alcalde Michael Bloomberg y corrierón a Gracie Mansion, la residencia del Alcalde, para tener un desayuno con él.


    Nuestros Líderes, no tomarón en cuenta, que fué el Alcalde Michael Bloomberg, quién con su fortuna compró los votos necesario para que el matrimonio entre hombres con hombres y mujeres con mujeres fuese una realidad en New York.


    Nuestros Líderes, no tomarón en cuenta, que fué el Alcalde Michael Bloomberg, quién ordenó al Departamento de Educación a prohibir que nuestras Iglesias usaran los Auditorios de las Escuelas Públicas y rentarlos para ofrecer cultos a nuestro Salvador y Redentor.


    Nuestros Líderes, no tomaron en cuenta, que fué el Alcalde Michael Bloomberg, quién introdujo un curriculum de Educación Sexual en las Escuelas Públicas de la Ciudad donde se le enseña a nuestros niños barbaridades, que no me es lícito mencionar, en esta columna.


    Nuestros Líderes, al correr al desayuno del Alcalde con los ministros y clerigos de la ciudad, se les olvido que fué el Alcalde Michael Bloomberg quién firmo una Ley donde se le prohibe a los creyentes y personas opuestas al aborto a protestar frente a las clinicas donde se hacen masacres de las criaturas que Dios a puesto en la matriz de nuestras mujeres y que hoy dia por cada 100 de las mujeres hispanas que salen encinta, 58 se hacen un aborto y tiran la criatura al zafacón de la basura.


    Nuestros Líderes, no tomaron en cuenta, que fué el Alcalde Michael Bloomberg, quién les prohibio a ellos mismos y a todas las Religiones a NO participar en el Aniversario de las Torres Gemelas. El Alcalde prohibio toda clase de oración y mención de Dios durante ese evento. Y ahora después de todos esos insultos, los invita a comer con el como si nada hubiese pasado.


    Yo creo, que hubiese sido mejor si todos Nuestros Líderes hubieran rechazado esa invitación, tal y como hicieron los Líderes Musulmanes que se negarón a comer la comida del Enemigo de la Religión.


    Es también doloroso ver como personas y líderes que se negarón a participar en las demostraciones en contra del matrimonio entre Homosexuales, y entre Lesbianas, corrierón al Desayuno de un Alcalde, que practicamente se nos rie en la cara y desprecia todo lo que nosotros enseñamos y predicamos.


    El mensaje hubiera sido mucho mejor si todos le hubieramos dicho al Señor Alcalde “Muchas Gracias por la Invitación pero Usted se puede quedar con su plato de lentejas.”


    Yo soy el Senador Rev. Rubén Díaz y esto es lo que usted debe saber.